Llego el aniversario del Seat 124, ya han pasado 50 años desde que se inició su fabricación, y hay que decir que en este medio centenar de años la automoción ha cambiado considerablemente.
Este evento se celebró en el circuito del Jarama en Madrid, y como no podía ser de otra manera, sin pensarlo nos inscribimos, solo faltaba planear el viaje y decidir que coches llevar.
Después de una unánime decisión, acordamos inscribir dos coches, un Seat Ronda SX 2.0 y un Seat 1400 Sport Serra, ambos considerados como “piezas” en cada uno de sus respectivos sectores.

El día del certamen, después de un buen desayuno nos dirigimos al Circuito del Jarama a escasos 15 minutos en coche del hotel, al que sin mayores complicaciones llegamos.
En el circuito aparcamos los coches según nos indicaron pues habían agrupado los coches por modelos dado que durante toda la jornada irían desfilando por grupos alrededor del circuito. Cabe destacar que el grupo mayoritario era el de los Seat 600 y se hacían notar entre la multitud
A las 12.40 hicimos una exhibición con el 1400 Sport Serra realizando dos vueltas al circuito junto con otros 1400 – 1500 y 850, cabe destacar que aun siendo un coche con 60 años a sus espaldas no se quedaba atrás en ningún momento y mantenía el ritmo de todo el resto de vehículos en pista. Cierto es que este tipo de vehículos no están pensados para forzar ni sobrepasar sus límites, sino pensados para simplemente exhibir, pasear y sobretodo disfrutar.
Una vez finalizado el turno del 1400, llegó el turno del Seat ronda sx2.0, que aun pasando desapercibido entre la gama de OTROS SEAT, sigue siendo una pieza única, y en la pista, no se esperaba menos. Con una conducción cómoda, el ronda se abría paso entre el resto de coches en pista, sin duda una impecable exhibición en pista que no dejara indiferente a nadie.
Gracias a este tipo de eventos podemos contemplar y disfrutar de otros modelos y algunos de muy curiosos, como un 1500 ambulancia espectacular.
Después del día en el circuito, regresamos al hotel donde tocaba cargar de nuevo al 1400 Sport Serra en el remolque y descansar para al día siguiente volver a coger la carretera esta vez de regreso a casa.

Debido a la distancia quilométrica que separa nuestra Sede en Barcelona con el circuito del Jarama en Madrid, decidimos que el Seat 1400 Sport Serra viajara en remolque, en cambio, el Seat Ronda, está perfectamente preparado para poder recorrer esa distancia por sus propios medios y así lo hizo. Decidimos hacer el viaje en dos etapas para mayor comodidad, haciendo una parada para dormir en Zaragoza.
Rumbo Madrid, jueves 10 de Mayo con el Serra cargado y el Ronda preparado, enfilamos autopista hasta Zaragoza, a una velocidad de entre 90 y 100 llegamos en unas 3 horas y media.

En Zaragoza aprovechamos para descansar tanto los coches como nosotros, para al día siguiente volver a la carretera, esta vez ya con destino a un hotel en San Sebastian de los reyes – Madrid.
Una vez llegados al hotel, aprovechamos para acabar de preparar los dos coches, y dejarlos impolutos para el certamen del día siguiente en el circuito del Jarama.
El día del certamen, después de un buen desayuno nos dirigimos al Circuito del Jarama a escasos 15 minutos en coche del hotel, al que sin mayores complicaciones llegamos.
En el circuito aparcamos los coches según nos indicaron pues habían agrupado los coches por modelos dado que durante toda la jornada irían desfilando por grupos alrededor del circuito. Cabe destacar que el grupo mayoritario era el de los Seat 600 y se hacían notar entre la multitud

En el circuito aparcamos los coches según nos indicaron pues habían agrupado los coches por modelos dado que durante toda la jornada irían desfilando por grupos alrededor del circuito. Cabe destacar que el grupo mayoritario era el de los

A las 12.40 hicimos una exhibición con el 1400 Sport Serra realizando dos vueltas al circuito junto con otros 1400 – 1500 y 850, cabe destacar que aun siendo un coche con 60 años a sus espaldas no se quedaba atrás en ningún momento y mantenía el ritmo de todo el resto de vehículos en pista. Cierto es que este tipo de vehículos no están pensados para forzar ni sobrepasar sus límites, sino pensados para simplemente exhibir, pasear y sobretodo disfrutar.

Una vez finalizado el turno del 1400, llegó el turno del Seat ronda sx2.0, que aun pasando desapercibido entre la gama de OTROS SEAT, sigue siendo una pieza única, y en la pista, no se esperaba menos. Con una conducción cómoda, el ronda se abría paso entre el resto de coches en pista, sin duda una impecable exhibición en pista que no dejara indiferente a nadie.

Gracias a este tipo de eventos podemos contemplar y disfrutar de otros modelos y algunos de muy curiosos, como un 1500 ambulancia espectacular.
Después del día en el circuito, regresamos al hotel donde tocaba cargar de nuevo al 1400 Sport Serra en el remolque y descansar para al día siguiente volver a coger la carretera esta vez de regreso a casa.