Yo soy  una de esas personas que piensan que las cosas que te suceden en la vida son en realidad fruto de tus propios deseos y pensamientos, de forma que la mente atrae todo aquello en lo que piensas, es un principio basado en la física cuántica. Sé que para según quien este planteamiento puede sonar un tanto extraño, pero para mí es esencial en todos los órdenes de mi vida.

Como ya hemos ido presentando en números anteriores de COCHES CLÁSICOS o en nuestra página web, www.seatenrodaje.com, podéis comprobar cuales han sido las últimas incorporaciones a la colección. Llevamos coleccionando coches clásicos nacionales, básicamente SEAT, desde el año 1996, centrándonos inicialmente en la gama de SEAT 600 y posteriormente en los 1400. He de confesar que mi mayor ilusión siempre había sido tener un SEAT 1400 Sport Serra rojo… descapotable. Desde que lo vi publicado en el nº 187 de la la revista Motor Clásico en un amplio artículo firmado por el reconocido periodista del motor Jesús Bonilla, aquel Serra rojo descapotable con matrícula M-231.151, aún sabiendo por pura lógica que jamás podría tenerlo, al estar en manos de un coleccionista, era el coche de mis sueños y sería un gran broche en nuestra colección.

Un mensaje, la clave

Hechas las presentaciones, os contamos la historia de otro singular SEAT 1400. En esta ocasión se trata de una reciente, concretamente del pasado el 25 de marzo de 2014. Hablando con Joaquín, un buen amigo, a través del ‘WhatsApp’ sobre relojes a las 22:14 añade una coletilla a la conversación que dice: “Por cierto, el otro día me ofrecieron un SEAT descapotable blanco precioso, año 60. Si te interesa, dímelo, porque está en casa de un cliente”.

De entrada no parecía un SEAT ni de lejos, pero al ver el interior no tuve duda, se trataba de una carrocería especial sobre la base de un SEAT 1400 C o SEAT 1500, le pedí la documentación y efectivamente pudimos comprobar que se trataba de un SEAT 1400 C. Me pregunté cómo había permanecido oculto a la afición durante tantos años. El coche en sí me resulto muy atractivo a primera vista, aunque francamente, la trasera es algo desafortunada debido a la presencia de unos pilotos de SEAT 124 de 1969. Aun así, y dado que yo ya tenía asumido que muy difícilmente jamás tendría un Serra, este 1400 C descapotable podría ser una muy buena adquisición, así que nos pusimos a negociar precio y condiciones con el intermediario hasta conseguir un buen acuerdo para ambas partes.

En nuestras manos

Una vez recibimos el coche en Barcelona, éste fue sometido a una completa revisión por parte de nuestro mecánico de mantenimiento, llegando a la conclusión de que debían rehacerse todos los tapizados, incluyendo especialmente la capota. Además, la sustitución de la capota facilitaría enormemente el hecho de poder ajustar la totalidad de la arquillada, ya que en aquel momento la mayoría de las articulaciones tenían mucho juego. A la hora de investigar sobre el origen del vehículo, hasta la fecha únicamente disponemos de algunos datos de referencia que nos permiten ir completando su historia. Solamente se le conoce una transferencia anterior a la nuestra y con fecha del 7 de abril de 2014 a nombre de FCGM, fecha en la que nosotros ya habíamos cerrado el trato de compraventa, por lo que se constata que fue una simple trasferencia a modo instrumental con el único objetivo de facilitar la intermediación legal entre el propietario y nosotros. Así pues nuestro protagonista estuvo desde el 1 de noviembre de 1963, fecha de su primera matriculación, a nombre de D. Elías Caicoya Masaveu, miembro de las sagas que industrializaron Asturias, promotor cultural y reconocido empresario. Sabemos por otro lado que el carrocero al que se le encargó la transformación fue Carrocerías Herrero de Oviedo, pero a fecha de hoy en día desconocemos si ésta se realizó sobre la base de un coche nuevo o sobre la de un coche ya usado. Analizando los pocos datos de los que disponemos podríamos obtener las siguientes conclusiones:
• Su primera y única autorización de Industria el 11 de febrero de 1963, como coche nuevo, después de ésta no hemos encontrado ninguna otra por modificación.

• Teniendo en cuenta los refuerzos estructurales localizados en el interior de la carrocería, se concluye que se trabajó con un modelo de SEAT 1400 C completo y no sobre un bastidor
como por ejemplo trabajaba Pedro Serra.

• Los desafortunados pilotos traseros corresponden a un SEAT 124 segunda serie, es decir, de a partir de 1969. Este dato nos indica que o bien el coche se carrozo sobre el año 1969 y no se legalizó o bien sufrió una transformación de la parte posterior por accidente de tráfico o simplemente porencargo de su propietario.

• Con fecha 30 de julio de 2010, se resuelve la catalogación como vehículo histórico y se le otorga la matrícula H6271BBC. En el expediente VH no se menciona transformación alguna.

• Cabe señalar que además disponemos de otro documento que, lamentablemente, se encuentra sin fechar en el que se le otorga la matricula histórica O-H-1. Qué bonita, ojalá pudiera lucirla.

• Fecha de la primera matriculación es el 11 de febrero de 1963, matrícula: O-51.651.

• En la ficha técnica de este SEAT 1400 C, en el apartado correspondiente a la longitud del vehículo marca 4,65 m, justo 21 cm más que la carrocería de un SEAT 1400 C Berlina. Estos 21 cm están repartidos entre la parte delantera, justo después del montante del radiador, y el voladizo posterior a  partir del parachoques trasero.

• Otro dato interesante de la ficha técnica y de la documentación VH es que ambos indican que el vehículo lleva tres asientos con capacidad para hasta 6 ocupantes.

Nombre

Hasta aquí toda la historia que hemos podido recabar de este singular modelo. Aún así no quisiera finalizar estas líneas sin añadir dos nuevos comentarios. El primero es el nombre, al tratarse de un único modelo y como legítimos propietarios considero que podemos bautizar a esta única versión bajo algún nombre singular que la identifique y diferencie del resto de 1400 C. Primero pensamos en SEAT 1400 C Herrero, en consideración a su carrocero, más tarde en SEAT 1400 C Sport, como se  bautizaba SEAT a los 1400 carrozados por Serra, pero después nuestro gran amigo, reconocido escritor y entusiasta de SEAT, Pablo Gimeno Valledor pensó en SEAT 1400 C Asturias, nombre con el que finalmente identificamos a esta versión. ¡Muchas gracias Pablo!

 

El segundo y último comentario viene relacionado con el inicio de este artículo, ¿recordáis lo de que la mente atrae a todo aquello en lo que piensas? ¿Y de mi interés por tener un Serra descapotable? Pues el mismo día que descargábamos el 1400 C Asturias en el parking, el intermediario me envío un mensaje comentándome que le habían pasado otro SEAT descapotable para vender… Era el mismísimo SEAT 1400 Sport Serra M-236.151… Hoy en día ya en nuestro garaje. Pero esta es otra historia….