Hoy nos hemos levantado más pronto que lo habitual, nos preparamos para salir, somos el número 28 de coche por salir, nuestra hora de salida es a las 8:28 de la mañana, pero como el punto de salida está a unos km del hotel, a las 7:30 cargamos el coche y salimos hacia el punto de salida, aún es de noche en Córdoba, con el frío de la mañana arrancamos, conectamos las luces y salimos.
Enseguida nos metemos por caminos de tierra que nos obligan a conectar los focos principales del techo para ver bien los surcos, hasta llegar al arco de salida. Ahí a las 8:10 vemos una preciosa salida del sol mientras hacemos tiempo para nuestra salida, hoy, nos espera un día más largo que el de ayer y quién sabe qué aventura y anécdotas nos esperan.

A las 8:26 nos podemos en línea de salida y dos minutos más tarde, aceleramos y directos al primer tramo controlado, nos separan no más de 30 km así que se nos hace ameno y antes que nos demos cuenta ya estábamos esperando para entrar, de mientras, aprovechamos para comentar el día con otros compañeros.

En primer tramo sencillo sin mayores dificultades con dos cambios de velocidad, en 10km y estamos fuera, con una sensación bastante buena de haber echo un buen trabajo, así que nos disponemos a ir al primer reencuentro en el pueblo de Bailén, el camino algo complicado y con facilidad para quedarse enganchados, conseguimos con nuestro panda sobre pasar esas dificultades del terreno,

Nos dirigimos ya después del reencuentro con el resto de equipos al segundo tramo, momento en el sufrimos una incidencia, el propietario de una casa que se encuentra al lado del camino que hemos de pasar, decide cruzar el coche para que no podamos continuar, según él se trata de un rally ilegal y no dejará pasar a nadie a no ser que la guardia civil le obligue a retirar el vehículo, así que nos paramos y esperamos que llegue la patruia, a medida que pasaba el rato, los coches Iván llenado y los ánimos se Ivan calentado, por suerte la guardia civil no tardó en llegar, cuando le comentaron el hombre, que ese rally estava aprobado por la dirección de tráfico y ellos tenían constancia y todos los permisos en regla, así que entre aplausos de los participantes, retiró el vehículo y podemos continuar, pero dado que habíamos perdido mucho tiempo casi una hora, el segundo tramo quedo anulado por lo que nos dirigimos por carretera directa hasta el tercer tramo.

Un tercer tramo con muchas dificultades de visión el sol nos cegaba y apenas podíamos ver un palmo delante de nosotros, y casi no podíamos controlar la velocidad, pero conseguimos hacer los 15 km del tramo.

Finalmente una vez echo este último tramo ya solo quedaba llegar a ciudad real donde descansaríamos en un hotel céntrico a la espera de la última etapa del IV edición del Spain Classic raid.

Así que tan solo nos quedan 180km para la meta.